Imprimir

002 Luminosos

Escrito por Super User. Posted in Institucional

MISTERIOS LUMINOSOS

Ofrecimiento:
Ofrecemos este Santo Rosario por…
Todos: Por la Señal de la Santa Cruz de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Rezamos juntos el CREDO

PRIMER MISTERIO DE LUZ:
El Bautismo de Jesús en el Jordán

Quien bautizado fuera
por el Bautista Juan,
santificó en el Jordán
las aguas en que se hundiera.
Borró así nuestro pecado
para librarnos del mal,
siendo nuestra vida igual
a la de aquel Hijo Amado.
Este santo sacramento
nos otorga nueva vida,
sanándonos de la herida
del antiguo testamento.
Del don de nuestro bautismo
seamos todos conscientes,
para vivir coherentes
como lo hizo Jesús mismo.
PADRE NUESTRO...

SEGUNDO MISTERIO DE LUZ
La autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná.

En Caná de Galilea,
a una boda fue invitado
Jesús con sus allegados
para iniciar su tarea.
Como les faltase el vino,
símbolo de la alegría,
adelantóse María
con reverencia y con tino.
La Madre, con voz amiga,
pidió un milagro a su Hijo
y, viendo a los criados, dijo:
“Haced lo que Él os diga”.
Por medio de esta señal
de convertir agua en vino,
Jesús mostró el ser divino
de su poder especial.
PADRE NUESTRO...

TERCER MISTERIO DE LUZ:
El anuncio del Reino de Dios y la invitación a la conversión.

La vida pública empieza
tras el milagro en la boda,
y ahora en su vida toda
Jesús de hacer bien no cesa.
Con su palabra y sus hechos
el Reino de Dios anuncia,
predicando la renuncia
al mal que nos ha deshecho.
A la conversión invita
a todo aquel que se encuentra,
y a todo poblado que entra
congrega con su visita.
“Creed la Buena Noticia”,
dice a todos los presentes,
para que cambien sus mentes
y abandonen la malicia.
PADRE NUESTRO...

CUARTO MISTERIO DE LUZ:
La transfiguración

Pedro, Santiago y Juan vieron
a Jesús transfigurado,
y en su cuerpo transformado
la eternidad conocieron.
“Estarnos aquí bueno es”,
decía Pedro a Jesús,
viéndolo en radiante luz
con Elías y Moisés.
Este avance del futuro
les aclaró la conciencia,
para prever la experiencia
de otro momento más duro.
El que allí se transformara
y alentara a los hermanos,
le clavarían las manos
en la cruz que se entregara.
PADRE NUESTRO...

QUINTO MISTERIO DE LUZ:
La institución de la Eucaristía.

Cuando Jesús ya sabía
que se llegaba el momento,
se entregó como alimento
en la santa eucaristía.
Aquella última cena
de Jesús con sus amigos,
los hizo a todos testigos
de su adelantada pena.
Los signos sacramentales,
pan y vino transformados,
ocultan al entregado
por salvar a los mortales.
Si pudiésemos gozar
aquel misterio profundo
cambiaríamos el mundo
por estar junto al altar.
PADRE NUESTRO...

MONITOR:
Terminemos nuestro Rosario rezando LA SALVE.

Todos: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.